Menu

Sonido Distorsionado

Música y Sonido con mucha Distorción

Theremin: un instrumento para hacerse sentir sin tocar

Cuando hablamos de instrumentos musicales lo primero que la mayoría de las personas piensan, es en una guitarra, piano, violín, batería, arpa o flauta; y con algo de suerte, algunos piensan en un bajo o en un saxofón. Triste es la realidad porque el conglomerado nunca piensa en el theremin, si es que se conozca o si es posible que se haga la conexión entre los sonidos más populares de la vieja escuela de ciencia ficción y este gran instrumento.

Theremin: instrumento del futuro ayer

Este instrumento de apariencia y funcionalidad que podría parecer futurista para muchos, fue creado en el octubre de 1920, justo después  del estallido de la guerra civil en Rusia. Su inventor se llamaba Lev Sergeyevich Termen, quien trabajaba en una investigación sobre la proximidad de sensores, un proyecto financiado por el gobierno soviético.

Después de una larga gira por Europa para poder mostrar su invento, Lev, mejor conocido como Léon Theremin, se mudó a los Estados Unidos de América y patentó el theremin en 1928. Léon concedió los derechos de su invención a la compañía de productos electrónicos RCA Corporation.

Theremin

Lev Sergeevich Termen, cortesía de bbc.co.uk

Moviendo las manos en el aire para poder hacer música

Actualmente muchos tratan de copiar ciertas funcionalidades, como activar loops musicales o afectar parámetros por medio de sensores que reconocen el movimiento del cuerpo, pero a mi parecer aún no se acercan a la genialidad que hay en la simplicidad del theremin. Si has leído mi presentación, sabrás ya que soy una persona que trata de ver las cosas más allá de lo que nos impone la moda; razón por la cual me apasionan estos temas: los increíbles desapercibidos.

Para poder entender lo básico de su funcionamiento hay que tomar en cuenta que sus dos antenas están conectadas a osciladores de radio, donde con una se controla la frecuencia y con la otra el volumen. La razón por la que nuestro cuerpo logra estas variaciones, es porque funcionamos como capacitadores (conectados a tierra) que varían dependiendo de la distancia entre nosotros y dichas antenas. El resto es historia, y el resultado es que podemos producir música con tan solo mover nuestras manos, y todo gracias a ondas radiales.

No es fácil tocar lo que no hay

La verdad que la ejecución del theremin es bastante compleja o difícil de lograr, si por supuesto se desea tocar una canción clásica o acertar una melodía en particular.

Theremin músicos

Foto cortesía de theremin.info

En un instrumento de cuerdas no temperado, el más mínimo cambio en la posición de nuestros dedos en el traste, cambia la afinación de las notas que queremos producir; el principio es el mismo con el theremin, el cambio más mínimo en la distancia entre nuestras manos y las antenas, modifica la frecuencia y su amplitud.

Si deseas saber más sobre grandes y excelentes músicos que se han educado en el arte de ejecutar música con el theremin o componer piezas para dicho instrumento, te recomiendo echarle un vistazo al siguiente enlace http://www.thereminworld.com/, la verdad se puede aprender bastante en esta página.

Suelta la guitarra y dale una oportunidad al theremin

Si deseas darle una oportunidad, te recomiendo buscar un theremin básico y barato de segunda mano www.compra-venta.es, y si este gran instrumento te cautiva tanto como me cautivó a mi, te recomiendo los theremin de la casa Moog, mis favoritos sin lugar a dudas.

theremin moog

foto cortesía de moogmusic.com

 

Música para las hormonas, música para adolescentes

Daddy Yankee, Nicki Minaj,  Tito el Bambino, Wisin y Yandel, Rihanna, entre otros, son los famosos que han alcanzado el éxito por hacer bailar hormonas siguiendo una fórmula ya gastada de tanto uso.

Cortesía de MusicFYI MondoTunes

Cortesía de MusicFYI MondoTunes

La música emocional

Sí queremos enumerar la cantidad de aquellos llamados músicos de hoy en día que deben su éxito al furor hormonal de los adolescentes, podríamos pasar toda una noche y veinte posts sin poder acabar. Y es que con estos artistas el contenido no es prioridad, su música no es excelsa en calidad y su mensaje no solo tiende ser ambiguo sino perjudicial en muchas ocasiones.

Y es que los adolescentes adoran el desconocimiento de lo establecido, la burla a los estatutos morales y no quieren pensar demasiado, lo puedo decir yo y cualquier otra persona: todos hemos sido adolescentes. Bandas como Die Antwoord, Sonic Youth o The Sex Pistols, son proyectos musicales que alcanzaron la fama y el reconocimiento por poder ayudar a drenar y comprender la ira de los jóvenes que no saben como lidiar en un mundo donde tiene que definir su propia identidad, pero que no necesariamente es compatible con lo establecido.

El rey del rock and roll era el emperador de las hormonas

Música para las hormonas, música para los adolescentes 2

Este es el momento donde tenemos que hablar del Rey, Elvis Presley: un ícono de la música contemporánea, el que marcó un antes y un después.

Tenemos que recordar que Elvis apostó a un público joven y hormonal, y aunque no me quieran creer, sus movimientos en la televisión y su música eran tan o más obscenos que el video musical de Ninki Minaj, Anaconda. Para ese momento EE.UU. estaba saliendo de un depresión económica y fue el color y los ritmos energéticos los que hicieron contraste a una época gris y muy conservadora. Los bailes de nuestras abuelas, que se movían al ritmo del llamado “El Rey”, eran actos de obscenidad desenfrenados por la pasión de ser adolescente.  

No se debe malinterpretar mis palabras, Elvis era un gran cantante, un buen músico y un excelente showman, pero su falta de recato de aquel entonces fue el factor crucial que lo inmortalizó.

La nostalgia suena mejor en tu cabeza

Led Zeppelin, Deep Purple, Motorhead, Black Sabbath, Judas Priest y Iron Maiden, son los ejemplos perfectos para decir que la nostalgia no tiene parcialidad y tampoco mucho sentido común al momento de hacer un juicio de valor.

Foto de Flurmagazine

Foto de Flurmagazine

Tiempos pasados no sonaban mejores

Seguramente si estás leyendo este post: hay una gran posibilidad de que te sientas ofendido por mi opinión o estés totalmente en contra de mi percepción pese a la forma que veo el mundo, si no me conoces tan bien, te invito que leas mi primer post que explica, en las mejores palabras que pude expresar, la forma en la que veo el mundo.

Lamento decirlo, pero los discos icónicos que marcaron la era del rock no sonaban bien y no suenan bien a ahora. No significa que no fueron grabados de la mejor manera (que muchos no lo fueron), significa que en aquel momento no se contaba con los recursos para poder hacer una grabación fiel y de sonoridad versátil. Tiempos pasados no eran mejores.

La verdad que tengo que decir que muchos de los ingenieros de sonido de aquella época y décadas anteriores no solo era pioneros, sino eran unos héroes para poder hacer trabajos tan complicados con tan pocos recursos. La microfonía, los preamplificadores, las cintas y las mesas de mezcla (Mixers) estaban en un proceso de desarrollo que no ofrecía captar fielmente a los proyectos musicales.

El sonido vintage no es mejor, solo es distintivo

Aquí es donde muchos saldrán algo dolidos, pero el sonido de amplificadores, pedales de guitarra o bajo y cabezales denominados vintage: no suenan mejor que los digitales de hoy en día. Si piensas que sí son tus emociones y no la razón los que han tomado tal postura.

El sonido que produce estos dispositivos vintage, tal como las cintas de grabación, es un sonido con distorsión y nada fiel que definió un momento importante en la historia de la música moderna. El sonido vintage es un sonido muy particular pero no es mejor que el actual.

La concepción de un buen sonido se ha distorsionado por la nostalgia de aquello buenos tiempos; y no digo que no fueran buenos tiempo, pero soy de los que piensa que tiempo pasado no fue mejor.

Soy Augusto

Guitarrista, cantante e ingeniero de audio es aquello que me define en mi vida profesional. La verdad que no sé como definirme como persona, al menos no en palabras. No podría definirme en menos de en cien, pero tampoco en más de mil, así que digamos que soy lo suficientemente complicado para ser interesante y con los pies lo suficientemente en tierra para poder tener una postura seria.

Me llamo Augusto y considero que todo lo que conocemos puede ser redefinido en cualquier momento. Considero que tengo la capacidad de apreciar la belleza en aquello que los demás tilden de antiestético, decadente o simplemente aburro; trato de alejarme de los parámetros sociales que rigen nuestra forma de concebir el mundo y su forma, y apuesto por la innovación. Lamentablemente, debo acotar, muchos pseudo innovadores se escudan en la protesta de y aversión a lo clásico para justificar su mediocridad, algo que no solo es triste sino sumamente perjudicial hacia aquellos que trabajan por generar nuevas tendencias y expandir nuestros horizontes; gente que no será reconocida por su contribución a causa de estos mediocres cancerígenos.

El audio y la música son mi pasión, y nada me genera más satisfacción que encontrar y trabajar con proyectos que traten de recurrir a nuevos sonidos y nuevas formas de composición que cuenten con un motivo real y sincero.