Menu

Sonido Distorsionado

Música y Sonido con mucha Distorción

Ser un músico comercial o no

El dilema de muchos músicos es si ser comerciales. Incluso cuando el artista o proyecto de banda está en las profundidades del anonimato, algunos se plantean si venderse o no. Pero, ¿Qué significa ser comercial? ¿Qué define a una banda famosa de ser comercial o no serlo?

De algo puedo estar seguro como artista, o intento de, es que ser comercial y venderse son dos conceptos completamente distintos, pero que se tienden a confundir con regularidad. Es normal que las palabras y terminologías carezcan de sentido en un mundo donde el mal uso de las palabras y la prostitución de los conceptos, se han convertido en un rasgo característico de nuestra sociedad actual.

Captar oídos es tener la habilidad de componer buenas melodías, no de ser un vendido.

Cada vez que oigo a alguien comentar sobre el nuevo lanzamiento de una banda indi, post rock o de subcultura, de forma negativa porque las melodías son pegajosas, pienso: La gente si es mediocre.

Poder componer en cualquier género una melodía que enganche oídos, se le llama poder ser un buen músico. La idea de la música es conectar y unir personas. Si un proyecto es escuchado por multitudes es porque algo bueno habrá hecho. Con todo esto me refiero a cualquier género: desde la basura del reggaeton hasta las mejores piezas de música clásica. La música académica puede darle una buen lección a cualquier mediocre con aires de crítico.

comercial o no

Kurt Cobain de la agrupación NIRVANA. Foto de Loudwire

El mito alrededor de Kurt Cobain y su percepción de ser comercial ha sido un cancer en nuestra perspectiva musical.

Tengo que decir que ser comercial es venderse. Cambiar tu arte para poder adaptarse a la publicidad e ir en contra de lo que crees por dinero. Componer música que le guste a miles es tener talento.

No quieres ser ¨comercial¨

Si eres de aquellos que no quieren ser nunca ¨comercial¨, o mejor dicho, de esos que componen melodías pegajosas; te tengo un consejo: TOCA EN TU CUARTO Y QUE NADIE TE ESCUCHE.