Menu

Sonido Distorsionado

Música y Sonido con mucha Distorción

Arte decadente y prostituido

Aunque imponerse en contra de la norma y poder irrumpir siendo novedoso, es algo que siempre he admirado en el arte; bien estemos hablando de música o aretes plásticas. Desafortunadamente, incluso los movimientos que trataron en su momento de alejarse de los estándares y corruptelas de la élite artística, se han corrompido y se han prostituido a tal punto que podemos distinguir entre ovejas y lobos cuando vemos a estos pseudo-artistas y sus fans.

Por supuesto, debo a aclarar, que las ovejas son los compradores y admiradores de este mal llamado arte moderno.

Mi cuarto desordenado es una obra de arte

Muchas décadas después de ” La Fuente” de Marcel Duchamp, el arte conceptual haya llegado a niveles a un nivel de perversión ha alcanzado niveles que nunca llegamos a esperar: mujeres “pintando” al expulsar pintura desde su vagina, cuadros que parecen menos refinados que banderas y cualquier cosa que se nos pueda cruzar en la cabeza. Es claro que “Mi cama”de Tracey Emin es una “obra” que requiere de la pericia de un escenógrafo. Imagen a continuación:

arte decadente

“My Bed” por la artista británica Tracey Emin. Imagen cortesía de huckmagazine.co

¿Quién da más por un Big Mac en descomposición?

Es claro que la prostitución de este arte decadente es gracias a personas que apoyan al pagar millones por algo, que en mi opinión, carece de valor; por no decir que es pura basura. “My bed”, de Tracey Emin, fue vendida por 2.5 millones de libras, eso es aproximadamente 3.5 millones de dólares. Es obvio, damas y caballeros, que yo he perdido mi tiempo, pues he debido poner en venta mi habitación, hace mucho tiempo ya.

La siguiente obra, si así la podemos llamar, es conocida como “Amarillo y Azul” ya que no fue nombrada por el autor.

arte decadente

Foto cortesía del Wall Street Journal

Este cuadro fue vendido por 46.5 millones de dólares y es un claro ejemplo de porque este arte decadente se ha prostituido y se ha mantenido como la norma.

Por ahora me despido, voy a tratar de ganar unos millones en una exposición, solo debo buscar algo lo suficientemente guarro en mi habitación.